Incio > producto > Negocios a lo “chino”




Actualmente, China es considerada como la tercera economía mundial, 
 
sólo detrás de Estados Unidos y Japón, así lo indica su Producto 
 
Interno Bruto pues creció en 2008 9.9 por ciento. Lo anterior ha 
 
originado que empresas, principalmente transnacionales, destinen parte 
 
de su esfuerzo y presupuesto para abarcar cada rincón del gigante 
 
asiático y así ofertar productos y/o servicios. Una de las claves 
 
esenciales para entender el mercado chino es comprender su cultura y 
 
costumbres.
 
No culpe a la globalización
 
Si bien los corporativos destinan mayor presupuesto a cada una de sus á
 
reas clave (ventas, marketing, investigación, etc.) para incrementar su 
 
participación en el mercado y contar con mayor presencia entre los 
 
consumidores, los pequeños productores deben entender que la 
 
globalización los ha alcanzado, por lo que están, por así decirlo, 
 
obligados a adaptarse a las circunstancias o simplemente desaparecer 
 
del mapa de negocios.
 
Si un determinado consumidor decide comprar un auto nuevo acude con un 
 
asesor de ventas para solicitar informes, es cuando el vendedor 
 
entiende que cada cliente tienen necesidades, costumbres y 
 
características diferentes por lo que merece trato personalizado. Lo 
 
mismo sucede con las ventas en mercados globales, más complejas por la 
 
cuestión de idiosincrasia. 
Comunicarse en chino
 
De acuerdo a Enrique Bechis, especialista y representante de compañías 
 
latinoamericanas ante el gigante asiático, muchos empresarios 
 
estadounidenses llegan a China con el objetivo de hacer negocios sin 
 
estar conscientes que en el país asiático se juega con reglas 
 
diferentes. “En general no tienen suficiente paciencia para ganar la 
 
confianza del empresario chino, algo que es vital para ellos. Si no 
 
entran en confianza, casi al punto de la amistad, es muy difícil 
 
concretar una operación con ellos”, cuenta el representante de la 
 
firma Moore Stephens Global Link (MSGL). 
Consejos de Bechis:
 
1. No intentar cerrar negocios por medio de e-mail, teléfono o incluso 
 
viajes relámpago. Las negociaciones con el empresario chino requieren 
 
tiempo y paciencia.
 
2. Prestar mucha atención a las formalidades, la cultura china es una 
 
cultura de símbolos y un gesto inapropiado podría truncar un negocio.
 
3. Al recibir una tarjeta, tómela con las dos manos y obsérvela por 
 
algunos segundos, un símbolo de respeto requerido por el empresario 
 
chino.
 
4. No dirigirse al intérprete durante las conversaciones. Siempre mirar 
 
a la persona con la que se esté negociando, incluso cuando hable un 
 
subalterno o una tercera parte.
 
5. Los regalos envueltos en papel blanco no son nada auspiciosos. Por 
 
el contrario, los colores como el rojo o el amarillo transmiten un 
 
mensaje más positivo, incluso en la ropa.
 
Gestos que comunican
 
Los chinos nunca dicen "NO" de forma directa. Aunque las respuestas 
 
negativas no son consideradas incorrectas, no suelen ser utilizadas por 
 
los chinos. Siempre es mejor contestarles "puede ser", "tal vez", a 
 
decir un "no", "ya lo pensaremos", "veremos", "déjenos pensarlo", 
 
"estudiaremos esa posibilidad", etc. 
Cuando ellos le sonríen y le dicen de una forma muy correcta y educada 
 
"no hay problema" o "el problema no es demasiado serio" ellos le están 
 
queriendo decir que aún quedan muchos escollos en la negociación.
Los chinos son muy curiosos acerca de saber cosas sobre las personas 
 
con las que tratan, por lo que hay que asustarse si hacen alguna 
 
pregunta demasiado directa y personal. No debe mostrar desagrado o 
 
disgusto por tal hecho. Ellos le pueden ver en su cara el gesto de 
 
desaprobación.
Por el contrario, no se les deben hacer preguntas similares, pues son 
 
muy celosos de su intimidad. Lo que sí puede preguntar es sobre la edad 
 
de los niños de la casa, qué estudian, etc.
Una muestra de cortesía es aprenderse una serie de palabras en su 
 
propio idioma. Este es un gesto muy apreciado por ellos. Al menos las t
 
ípicas palabras tales como: por favor, gracias, buenos días, etc.
Para empezar una conversación se pueden hacer algunas preguntas muy 
 
generales sobre la familia de nuestros anfitriones. Pero nunca 
 
preguntar sobre cuestiones demasiado personales.
Tener una pequeña conversación previa antes de las reuniones de negocio 
 
es una buena manera de conocerse mejor y de  intercambiar impresiones.
Si entra a una sala de reuniones y no tiene un sitio asignado mediante 
 
el correspondiente programa, debe esperar a que le indiquen donde 
 
sentarse.
Y recuerde, China no sólo es comercio, representa una de las 
 
civilizaciones más antiguas de la humanidad por lo que es necesario 
 
conocer y entender su historia.
 

↑:SU AGENTE DE BUSCAR PROVEEDORES EN CHINA ↓:no

Bienvenidos a consulatas de fletes. El contenido de su consulta será informacion confidencial.

Nombre (*):
Correo (*):
Teléfono:
Asunto (*):
Mensaje (*):
ip:
shijian:
tijiaoye:
Click image to refreshClick the picture to refresh

Incio > producto >

  • SKYPE: lisalxchina
  • Contacto: Lisa Lee
  • Telefono No: 86-754-88830760
  • Fax No: 86-754-88174990
  • Correo 1: lisalxchina@gmail.com


transporte maritimo electrónico:lisalxchina@gmail.com

link: Doing business in China | filling machine| diamond blade|